esculturas rascadores

Arañar es uno de los instintos básico que tienen los gatos. Tanto para limar sus uñas, como forma de juego y una manera de liberar el estrés y mantenerse activos.
Además tendrás menos probabilidades de que tu gato arañe el resto de objetos de la casa.
Los rascadores que te presento en esta colección en realidad son esculturas en si mismas, simplemente me he dejado inspirar por mis compañeros de piso. No necesitas excusas para tenerlas en tu casa pero es cierto que si tienes gatos las apreciarás de una manera especial.
A mi me gusta llamarlos “esculturas para un hábitat compartido”

Mostrando todos los resultados 2